sábado, 2 de mayo de 2015

Letras con cinta aislante por toda la casa y más allá.

Casi todas las cosas de las que se aprende mucho hacen que uno ni cuenta se dé de que lo está haciendo. Por eso esta forma de aprender a formar palabras es maravillosa.

Desde que recortas y pegas cada letra, dándole forma, hasta que te pones a jugar de todas las maneras que se te ocurra. Mis artistas caseros y yo las usamos mucho, saltando de letra en letra, hasta formar una palabra.

Elisa también lo compagina con su perro sabeletras y las va buscando.
Además decora muchísimo y se deja limpiar bien.